El cuento de los suplementos deportivos.

A quien no le han contado un cuento que dice así… si tomas esto antes de entrenar, esto durante o esto después, tu composición corporal mejorara tanto, tu fuerza tanto y tu velocidad más.

Pues eso, eso es lo que son los suplementos deportivos, o la inmensa mayoría de ellos, solo unos pocos son efectivos y muchos menos son necesarios.

Proteina en polvo

Que en deportistas que buscan rendimiento o profesionales que pueden generar algún déficit, en competiciones, por ejemplo, por etapas, en bloques muy intensos de entrenamientos, aquellos que hacen doble sesión, puede que los suplementos si sean necesarios, puede, pero no siempre se usan, conozco algunos y entrenos otros, de mucho nivel que no usan apenas suplementos.

Pero cuantos deportistas están a este alto nivel, ¿el 10%? si llega.

La inmensa mayoría de deportistas, de personas que entrenan por sentirse bien, por tener un estilo de vida más saludable, que luchan por superarse a ellos mismos y sus retos, que van al gimnasio para verse mejor, estos son los que normalmente más suplementos compran y son los que menos necesitan.

Lamentablemente, son los deportistas a los que se les vende más suplementos y sobre todo más hincapié hacen, porque son los más “fáciles” de enganchar, ¿o engañar?, creando una dependencia al suplemento, siempre creada por los interesados en generar esta creencia rentable para ellos, haciéndoles creer que sin los suplementos nunca van a mejorar su rendimiento o conseguir sus objetivos.

Muy pocos son los suplementos que funcionan, al menos los que tienen una evidencia científica sólida que avale su uso, siempre y cuando nuestra dieta sea la adecuada, no podemos comer fatal, descansar poco y esperar que un batido de proteínas nos haga más musculosos.

Suplementos con suficiente evidencia cientifica.

En la imagen aparecen la mayoría de suplementos con evidencia científica alta que justifique su suplementación, aun así, en mi opinión muchos solo deben suplementarse ante un deficit justificado, por ejemplo el hierro, o en momentos puntuales, por ejemplo la cafeina, fuera de estos los demás en su gran mayoría son un engaño.

Quemagrasas, preentrenos, precursores hormonales, batidos sustitutivos, herbatimos y derivados, son simplemente un engaño, algunos de ellos peligrosos para la salud, ademas de un cuento, que muy bien contado genera muchos beneficios económicos, menos al bolsillo de los usuarios.


Lo mejor y más rentable, un buen entreno, buena alimentación y descansado adecuado, y sobre todo buscar profesionales cualificados que te guíen, y si estos profesionales lo primero que hacen es contaros este cuento, buscad a otro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

ESTRUCTURA DE UNA SESION DE ENTRENAMIENTO

El doping y los perfiles del dopado.

Formación constante, crecimiento constante.