jueves, 6 de abril de 2017

Aprendiendo, a pie de campo.

A pie de campo, de pista, de velodromo, al borde de un sendero, ese es el lugar donde mejor lo paso, acompañado a mis deportistas, sufriendo y aprendiendo con ellos.

Hace unos dias nos fuimos a pasar un buen fin de semana entre el Velódromo de Valencia donde se celebraron los Campeonatos Regionales de pista y Navalon donde se celebro la ultima prueba del Open de Comunidad Valenciana.

La cantera Bicicosta creciendo y mejorando.
Pasamos unos dias interesantes y intensos, donde tuvimos la suerte de aprender, de tiernos, de que las cosas salieran bien, pero también de llevarnos un susto importante, Alfredo uno de mis deportistas se pego una leche importante, que al final todo quedo en un susto y unos cuantos puntos, no voy a entrar en el debate de siempre, si los circuitos son mas o menos técnicos, peligrosos, cada año, porque al final la decisión de correr o no es de los ciclistas y todos sabemos lo que hay, así que cada uno debe saber donde esta su limite.

Confianza, feedback y trabajo en equipo.


Y el pasado sábado tuve la suerte, y oportunidad, de acudir a una charla, coloquio sobre muerte subida en el deporte, impartida por cardiologos, deportistas y entrenadores.

Algo que por suerte tiene muy baja incidencia si comparamos las muertes con la de deportistas que practican deporte cada día o cada fin de semana, pero que es fundamental conocer y entre todos, entrenadores, medicos y los propios deportistas debemos prevenir.

Me gusto lo contundente de la exposición de la Cardiologa Mª Dolores Masia, aunque ya había visto alguna de sus charlas, creo que hace falta mas gente que diga las cosas claras sin pelos en la lengua y sin aprovecharse, como hacen otros, del miedo para lucrarse.


Me gusto menos, bastante menos, que se diga que todo no se puede conseguir, puede que todo no se pueda conseguir, pero al menos se puede intentar, en los tiempos que vivimos donde hay famosetes vendiendo sueños, otros venden limites que ni ellos mismos superan, creo que afirmar eso de manera rotunda es un error.


En mi opinión los entrenadores somos los responsables de ayudar a las personas a conseguir sus retos, sus sueños o metas, debemos escucharlos, debemos guiarles y explicarles el camino a seguir, los sacrificios necesarios, lo que le costara conseguirlo y el tiempo que le llevara.

No podemos pretender que alguien que solo ha realizado un 10000 haga un Maratón en 6 meses, o alguien que hizo un Triatlon Olímpico haga un Ironman en un año, pero si podemos conseguir que lo hagan en 2 años y lo disfrute, siempre recordare mi experiencia con Ramiro hizo su Ironman con tiempo limitado para entrenar, lo hicimos sin prisa, pero sin pausa y en su blog podeis leer como lo disfruto.

Aqui no vendemos sueños, ni superar limites, solo cumplir objetivos y superarnos cada día, JUNTOS¡¡.







1 comentario:

Bruis Gracia Pera dijo...

Con tu ayuda y sabiduría haces posible que pasen de sueño a realidad