miércoles, 20 de mayo de 2009

CHOCOLAAAAAAATE,.....

Si ya decia yo que una cosa tan rica no podia ser mala, aqui os dejo lo que escriben en www.runners.com sobre el chocolate, ahora en cuanto vuelva a currar todos los dias cafe y napolitana de chocolate,...


EL CHOCOLATE TE APORTA SALUD

El chocolate, y los derivados del cacao, son alimentos cuyos beneficios para el organismo son, en muchas casos, poco conocidos. Más de 19 estudios clínicos han señalado que los flavanoles del cacao tienen efectos beneficiosos en la circulación sanguínea.

El chocolate, así como los derivados del cacao, son alimentos cuyos beneficios para el organismo son, en muchas casos, poco conocidos. En la actualidad, más de 19 estudios clínicos han señalado que los flavanoles del cacao tienen efectos beneficiosos en la circulación sanguínea.

El cacao contiene aproximadamente un 30% de materia grasa, un 6% de proteínas, un 61% de carbohidratos, y un 3% de humedad y minerales. Los minerales son fundamentales para el buen funcionamiento del organismo ya que intervienen en muchos de los procesos metabólicos del cuerpo humano. El cacao es rico en magnesio, cobre, potasio, fósforo, calcio, hierro y zinc. Aporta también Vitamina A fundamental para el mantenimiento de la vista y la piel, como Vitamina B que ayuda a cuidar la salud del corazón y las arterias.

LA MANTECA DE CACACO

La manteca de cacao está compuesta por un 35% de ácido oleico, un 35% de ácido esteárico, un 25% de ácido palmítico y un 5% restante formado por diversos ácidos grasos, entre ellos el ácido linoleico. Gracias a esta equilibrada composición, el consumo de este alimento tiene un efecto neutro en los niveles de colesterol plasmático, por el efecto de compensación entre la acción de los tres ácidos grasos. De esta manera, la grasa del chocolate no eleva los niveles de las lipoproteínas de baja densidad o “colesterol malo” (LDL), no altera los niveles de las lipoproteínas de alta densidad o también conocido como “colesterol bueno” (HDL), ni los niveles de los triglicéridos sanguíneos.

Ahora los nutricionistas aconsejan un consumo moderado de chocolate siempre que se integre dentro de una dieta completa y equilibrada. Todo depende de la cantidad de chocolate que se consuma, sin pretender sustituir los alimentos imprescindibles como pueden ser la leche o la fruta.

LAS METILXANTINAS

Entre otros componentes, en el cacao se encuentran metilxantinas, sustancias conocidas por sus efectos estimulantes a nivel del sistema nervioso central. La principal metilxantina del cacao es la teobromina (1,2%) que actúa como estimulante del músculo cardíaco (efecto vasodilatador). Contrariamente a lo que se cree, la cafeína está presente en muy poca cantidad, no creando dependencia ni cambios significativos en el sistema nervioso. Otras sustancias que actúan sobre el sistema nervioso son la feniletilamina, la anandamina, la serotonina y la tiramina, que tienen un efecto antidepresivo leve, mejorando el estado de ánimo y contribuyendo a producir una sensación de bienestar, felicidad y placer.

Las últimas investigaciones posicionan al chocolate como “beneficioso para la salud”, situando este producto como uno de los mejores aliados para proteger el corazón por el alto contenido en antioxidantes que posee. Las semillas del cacao contienen flavonoles, sustancias naturales bioactivas que contribuyen a mantener y mejorar la circulación sanguínea. Los flavonoles son parte de la gran familia de los flavonoides, a la que también pertenecen numerosas frutas y verduras.

Diversos estudios clínicos demuestran que los flavonoles del cacao contribuyen a la relajación de los vasos sanguíneos e influyen en una buena circulación sanguínea, reduciendo el riesgo de acumulación de plaquetas -formando coágulos de sangre- y contribuyendo así al buen funcionamiento del sistema vascular.

Según un reciente estudio publicado por el Journal of the American College of Cardiology realizado por un grupo internacional de científicos, se deduce del mismo que el consumir diariamente una bebida rica en flavanoides de cacao podría disminuir los efectos negativos de la diabetes en los vasos sanguíneos. Los pacientes participantes con diabetes tipo 2 experimentaron un 30% de mejora en sus funciones de su sistema circulatorio, restaurando sus funciones circulatorias en el mismo nivel de rendimiento estimado en una persona sin factores de riesgo cardiovasculares conocidos.

FUENTE www.runners.com

1 comentario:

Fran dijo...

Coño!!!!! pues mañana mismo empiezo con el chocolate con churros a saco jejejeje, un saludo campeón.